Seleccionar página

Cada uno entiende la felicidad de un modo diferente. Existen unas coordenadas básicas generales, en las que todos necesariamente coincidimos, pero es equivocado pretender imponer a los demás nuestro paradigma de felicidad. Lo que para unos es sumamente apetecible, para otros es motivo de disgusto.

¿Quieres aprender más?

Mediante la lectura descubrimos mundos que no habrían estado a nuestro alcance de ningún otro modo

Te has suscrito correctamente. ¡No te olvides de revisar ahora tu bandeja de entrada!

Share This