Seleccionar página

#8 La Felicidad

Quien es feliz transmite paz a su entorno. Quien está amargado, procura intranquilizar a quienes tiene alrededor. Son como termitas: no son capaces de ver alegría en su entorno, procuran enseguida estropear de algún modo el sosiego ajeno para justificar la propia...

#7 La Felicidad

La felicidad no se alcanza sin esfuerzo. El baldragas no puede ser feliz: lo más quelogrará es un gozo pasajero, fruto insuficiente de su acedia. En sentido estricto, más que vivir, dura. Al cabo, descubrirá que todo ha sucedido mientras él estaba ocupado en otras...

#6 La Felicidad

Quien padece la lamentable patología de los celos desearía matar el bien ajeno. Sólo sabe recrearse en las desgracias de los demás. Como a los otros no todo les sale mal, se reconcome en el lodo de su pequeñez. Cuando descubre una desgracia de otro, por pequeña que...

#5 La Felicidad

La búsqueda de la felicidad es lo único en lo que está de acuerdo toda la humanidad. Algunos consideran, equivocadamente, que la felicidad de otros impide la suya. Son quienes se han dejado arrastrar por la envidia. Consiste esta enfermedad en la incapacidad de...

#4 La Felicidad

La felicidad, mucho más que explicarla, hay que mostrarla en la propia vida. Sólo quien haya experimentado la felicidad estará en condiciones de transmitir orientaciones adecuadas sobre los senderos que es oportuno recorrer para...

#3 La Felicidad

Cada uno entiende la felicidad de un modo diferente. Existen unas coordenadas básicas generales, en las que todos necesariamente coincidimos, pero es equivocado pretender imponer a los demás nuestro paradigma de felicidad. Lo que para unos es sumamente apetecible,...