Seleccionar página

Cuando Nicolás V (1397-1455) alcanzó el solio pontificio, entre los innumerables aprietos que le esperaban se encontraba el anhelo de la ciudad de Bolonia por independizarse de la férula romana. Para pastorear adecuadamente el enfrentamiento, el 23 de mayo de 1447, el santo padre nombró obispo de esa ciudad a un oriundo, Giovanni Batista del Poggio. No lo encumbró solo por su nacimiento, sino, sobre todo, por su preparación. La investidura fue recibida con alegría por parte de los implicados, que lo encarecieron con repicar de campanas y procesiones públicas. https://www.eexcellence.es/expertos/la-seleccion-de-buenos-colaboradores-por-javier-fernandez-aguado

¿Quieres aprender más?

Mediante la lectura descubrimos mundos que no habrían estado a nuestro alcance de ningún otro modo

Te has suscrito correctamente. ¡No te olvides de revisar ahora tu bandeja de entrada!

Share This